6 Pintores del Informalismo en Subasta Real

Argimón , Cardona , Guinovart , Puig , Tàpies , Tharrats

A mediados del siglo XX nacía un movimiento artístico llamado Informalismo. Mientras en Estados Unidos, después de la Segunda Guerra Mundial, surgía el expresionismo abstracto, en Francia, España e Italia se interesaban por aquel arte acuñado en un libro del crítico francés Michel Tapié; “Un art autre” de 1952, donde por primera vez se le dio nombre.

Antoni Tàpies

Antoni Tàpies. "Llambrec Material (I)". Litografía sobre papel BFK Rives. Firmada a lápiz y numerada H.C.

El informalismo se inicia en la década de los 50 en España en la obra de Antoni Tàpies. Se convertirá en el primer artista en Catalunya en interesarse por esta corriente que da pie a la improvisación y exalta la casualidad. Tàpies se inicia en el Informalismo a finales de 1952, cuando se obsesiona también por la pintura matérica. La gama cromática de Tàpies en su etapa informalista destaca por una predominancia hacia los colores neutros y las gamas oscuras.

Daniel Argimón

Daniel Argimón. "Set". Técnica mixta sobre tela (1990)

Daniel Argimón también experimentará el informalismo desde la tendencia matérica. Considerado uno de los grandes artistas informalistas catalanes, profundizó en el lenguaje del informalismo y se decantó por dotar a sus obras de acabados que tuvieran textura y pudieran tocarse. Se trata de resaltar en la obra la verdad huyendo de lo bello y la belleza si es preciso.

Josep Guinovart

Josep Guinovart. Sin título. Dibujo al carboncillo sobre papel firmado y fechado (1956)

Josep Guinovart también se interesaría por el informalismo, que lo introduciría en su trabajo a través de la idea del muro que Juan-Eduardo Cirlot definió como “la incomprendida belleza de lo desdeñado: irregularidades y desconchados del yeso, óxido en el hierro, manchas en el asfalto…”.

August Puig

Portada de August Puig. Correo de las Artes. 34. Octubre-noviembre 1961

August Puig destacará en el informalismo por el tratamiento de los espacios. La etapa comprendida entre 1964 y 1970 es la más importante en ese aspecto. Su obra destacará por los espacios estructurados, cerrados con finos contornos que delimitan pequeñas zonas. A menudo, los espacios delimitados de Puig aparecen salpicados por miles de partículas que forman una mancha central.

Joan Josep Tharrats

Joan Josep Tharrats. Sin título. Litografía firmada a mano por el artista y numerada 47/75

Joan Josep Tharrats, August Puig y Vallés se centrarán en el poder de los signos y las manchas. Cada uno de estos artistas seguirá procesos y técnicas radicalmente distintas. Puig por ejemplo experimentará mezclando pintura al óleo con medios acuosos. Tharrats inventará en 1954 la “Maculatura”; un proceso largo y complejo donde disolverá los pigmentos siempre de forma distinta. A la pintura al óleo, aguadas o pinturas sintéticas les añadirá esmaltes sintéticos, látex y barnices, jugando además en disolverlas en algunas zonas, con aguarrás.

Armand Cardona

Armand Cardona Torrandell. Sin título. Grabado. Firmado y fechado XXIII/XXIX (1978)

Otro de los pintores de la tendencia matérica fue Armand Cardona Torrandell; uno de los artistas del informalismo que se decantó por las composiciones de líneas horizontales. Dentro del arte informal catalán hay 4 tendencias dominantes: la pintura matérica de Antoni Tapies, Daniel Argimón, Lluís Bosch, Armand Cardona Torrandell, Modest Cuixart, Josep Guinovart, Amèlia Riera o Joan Vila Casas. La pintura del signo-gesto de August Puig, Vallés, Eduard Alcoy, Joan Hernández Pijuan o Román Vallés, la pintura tachista donde destacará la obra de August Puig y Joan Josep Tharrats y la pintura espacialista de Agustín Español Viñas, Joaquim Llucià, Carles Planell, Albert Ràfols Casamada y Francisco Valbuena, entre otros.