¿Por qué Andy Warhol pintaba botes de sopa Campbell's?

Andy Warhol , Arte , Obra gráfica , Personajes famosos , Pop Art

Andy Warhol fue un provocador nato que con su peculiar visión y filosofía consiguió difuminar las fronteras entre alta cultura y cultura de masas, llenando museos y galerías de arte con los símbolos más populares de Estados Unidos. Uno de estos iconos es el bote de sopa de tomate Campbell's, una de las obras más emblemáticas del movimiento pop art.

Andy Warhol, un artista complejo

Andy Warhol, bautizado como Andrew Warhola, fue un personaje polémico. Estudió publicidad y llegó a convertirse en un publicista de éxito, destacó también como director de cine y de espectáculos nocturnos, aunque el rasgo que le hizo pasar a la historia fue su capacidad para reconocer el clima social de toda una época y plasmarlo en una filosofía y una estética nuevas mediante las artes plásticas.

Considerado el mayor exponente del movimiento pop art, Warhol utiliza su destreza como artista y su experiencia como publicista para crear una propuesta que aleja el arte de las esferas de la alta cultura para fundirlo con la vida, plantando cara con sus asequibles figuraciones al expresionismo abstracto, movimiento predominante en Estados Unidos por aquel entonces.

En el celebérrimo bote de sopa Campbell encontramos un ejemplo de esta rotunda declaración dadaísta de dinamitar el concepto de arte

Bote de sopa de tomate Campbell's (1962)

Andy Warhol convierte en motivo principal de la obra un elemento de lo más cotidiano con el objetivo de desmitificar el arte. De este modo, encontramos la reproducción serigráfica de una lata de sopa de tomate Campbell's, la favorita de Warhol, representada en perspectiva sobre un fondo neutro que resalta su contorno, evitando que otros elementos distraigan la mirada del espectador de la lata, encumbrada como epitafio al arte o monumento a la nada.

De este modo, el propio hecho de erigir un elemento de lo más ordinario como motivo principal de la obra de arte da cuenta de las pretensiones del artista y ejemplifica claramente las bases del movimiento pop art: explorar las las relaciones entre el arte y la cultura de masas -la cultura popular- exaltando la cotidianidad y la banalidad.

Las obras de Warhol también constituyen una protesta contra el arte institucionalizado, el arte elitista fuera del alcance del público general, venerado en ocasiones incluso sin ningún tipo de reflexión o pensamiento crítico.

Además de la imagen que encabeza este post, hay una gran variedad de versiones pictóricas de la lata de sopa Campbell's. Andy Warhol experimentó con diversos colores, procedimientos y tamaños, por lo que es posible encontrar cuadros con este motivo en diferentes museos y colecciones particulares. 

Filosofía y temática en la obra de Andy Warhol

De formación publicista, Warhol supo analizar e imbuirse de la cultura popular de la sociedad estadounidense de los años sesenta, y quiso acercar el arte a todos los públicos representando en sus creaciones a iconos extraídos de la cultura generada por esta sociedad.

Las primeras obras de Warhol son las archiconocidas sopas de tomate Campbell's, a cuya creación se lanza tras el éxito obtenido por precursores del pop art como Robert Rauschenberg o Jasper Johns, que habían experimentado con la representación de objetos mundanos y símbolos comunicativos.

Las temáticas más recurrentes en la producción artística de Andy Warhol son los productos comerciales, como la mencionada sopa Campbell's u otros artículos como la emblemática CocaCola. También destacan sus series dedicadas a personajes famosos, entre las que encontramos retratos de estrellas del espectáculo como Marilyn Monroe o incluso de líderes ideológicos como Mao Tse Tun o El Che Guevara. Warhol también dedicó obra gráfica a personajes de ficción como Mickey Mouse o Superman, auténticos iconos de la cultura estadounidense del siglo XX

El arte en serie: la serigrafía como procedimiento

Otra de las facetas del pop art es su carácter masivo. Aunque Warhol realizó sus primeros cuadros a pincel, a partir de los años ‘60, cuando empezó a crear obras de gran formato, se decantó casi totalmente por la serigrafía considerando que este procedimiento ofrecía un mayor potencial creativo al permitir imprimir fotografías del tamaño deseado sobre lienzos y cualquier otro tipo de soporte.

De hecho, también utilizó frecuentemente esta técnica para reproducir series de imágenes casi idénticas con variaciones cromáticas, algunas de sus composiciones más célebres. 

Además, la serigrafía le permitía a Andy Warhol aplicar los principios de la cultura de masas a su procedimiento artístico, fundamentando más todavía el objetivo último de su producción artística: dinamitar el concepto de obra de arte única, exclusiva, reservada.

El propio artista declaró que se consideraba a sí mismo como “una máquina”, alguien que hacía productos artísticos industriales capaces de satisfacer las necesidades artísticas del público. Warhol llamó a su estudio The Factory (La Fábrica), recalcando así esta idea de arte en serie de la que es máximo representante. 

Hoy, tras su muerte, el pop art de Andy Warhol sigue causando fascinación, y es uno de los artistas predilectos entre galeristas y coleccionistas de arte. Si estás interesado en comprar obra gráfica de Andy Warhol, podrás encontrar muchas de las serigrafías mencionadas en este post en nuestras subastas de arte online. Haz clic aquí para registrarte en SubastaReal.es y descubre todos los lotes de obra gráfica de Warhol por los que podrás pujar.