5 cosas que no sabías sobre Pablo Picasso

Arte , Personajes famosos , Picasso , Pintura , Vanguardias

 

El pintor Pablo Picasso es el genio cubista por antonomasia; su original mirada supuso una revolución en el mundo de las artes plásticas, de forma que hoy tanto su nombre como sus pinturas son célebres en el mundo entero. Sin embargo, aún hay detalles en la interesante vida de Pablo Picasso que pueden sorprenderte. ¿Quieres conocerlos?

La dramática llegada al mundo de Pablo Picasso

Uno de los genios más vivos de la historia del arte llegó a este mundo muerto, o eso pensó la comadrona que ayudó a nacer a Pablo Picasso, quien tras intentar fallidamente reanimarlo, desistió postrándolo sobre una mesa para poder atender a su madre. Aunque la mayoría de los familiares congregados para el nacimiento del pequeño también lo dieron por muerto, el más joven de sus tíos, el habilidoso médico Salvador Ruíz, consiguió inusitadamente reanimar al recién nacido introduciéndole por la nariz el humo del puro habano que fumaba en aquel momento. El bebé reaccionó con un sonoro grito, manifestando así su llegada al mundo.

Un singular conjunto de nombres

Si bien todos conocemos a Pablo Picasso, no ha trascendido tanto el hecho de que su nombre completo es, en sí mismo, una auténtica obra de arte, al componerse de más de una decena de nombres, a cada cual más pintoresco. De este modo, el gran artista Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso vio como la peculiaridad le acompañaba ya desde el temprano momento de su bautizo.

Creatividad ya desde la primera palabra

El talento artístico de Pablo Picasso fue tremendamente precoz, pintando sus primeros cuadros cuando aún podía decir su edad con los dedos de las manos. Sin embargo, una tierna anécdota relatada por la madre del pintor, María Picasso, nos revela que el prematuro artista ya dibujaba incluso antes de hablar. Según cuenta la mujer, la primera palabra que aprendió a decir Pablo Picasso fue lápiz, al cual se refería como “piz, piz”, pidiéndole a su padre que se lo entregase para poder dibujar.

Una faceta tan violenta como desconocida

Es curioso apreciar que, pese a la imagen pacifista que suele asociarse a Pablo Picasso gracias a obras tan conocidas como el Guernica o la icónica Paloma de la Paz, el maestro cubista no era solo un apasionado de las armas, sino que además le gustaba sacar a pasear su revólver para disuadir a los impertinentes admiradores que le abordaban con el objetivo de entablar conversación. En el libro Einstein, Picasso: Space, Time and the beauty that causes Havoc, Arthur I. Miller afirma que el pintor solía disparar con un revólver cargado con pólvora (aunque sin proyectil) con el objetivo de espantar a quien osara preguntarle por el significado de sus pinturas o debatir sobre su filosofía artística, así como a los que se atrevieran a mancillar, en su presencia, la memoria del gran Cézanne. Miller explica este peculiar comportamiento de Pablo Picasso mediante la devoción que éste profesaba hacia el escritor Alfred Jarry, a quien intentaba emular inspirándose en su persona y en sus obras literarias.

Fue acusado de robar la Mona Lisa

Otro episodio truculento de la vida de Pablo Picasso es el que tuvo lugar durante una de sus estancias en París, cuando fue formalmente acusado de robar el celebérrimo cuadro de Leonardo Da Vinci, La Gioconda. Aunque los hechos se esclarecieron dos años después, al desvelarse que el autor directo del crimen había sido el carpintero italiano Vincenzo Peruggia, un antiguo empleado del Museo del Louvre, tanto el pintor malagueño como su amigo Guillaume Apollinaire fueron acusados en un primer momento del robo, siendo sometidos incluso a un interrogatorio en el que Apollinaire llegó a acusar a Picasso del delito. Lo más irónico del asunto es que durante esta investigación por sospechas erróneas, las autoridades hallaron en posesión de Pablo Picasso dos estatuillas ibéricas robadas tiempo atrás del Louvre. El pintor alegó haberlas comprado a Géry Pieret, secretario de Guillaume Apollinaire y autor del robo, sin saber que estas eran robadas. El caso pasó a la historia como L’affaire des statuettes, -El caso de las estatuillas-, y ha dado mucho que hablar con el paso de los años, puesto que diversos investigadores han planteado la hipótesis de que Picasso fuese el promotor del robo.

 

¿Te han sorprendido estos detalles de la vida del pintor Pablo Picasso? Si conoces algún dato interesante que te gustaría compartir con nosotros, estaremos encantados de leerte en los comentarios.