La ambiciosa exposición que conmemora el V Centenario de la muerte de El Bosco abre sus puertas en el Museo del Prado.

Arte , Eventos culturales , Exposiciones , Personajes famosos , Pintura

Del 31 de mayo al 11 de septiembre de 2016

Cinco siglos han pasado de la muerte del pintor holandés Jheronimus Bosch, más conocido como El Bosco, aunque el tiempo no ha sabido velar el recuerdo de sus enigmáticos cuadros, que todavía continúan despertando fascinación y dando lugar a delirantes teorías sobre su vida y obra, ambas tan invocadas como desconocidas. El Museo del Prado de Madrid conmemora el quinto centenario de su muerte con una ambiciosa exposición en la que se muestran las pinturas más emblemáticas del artista. Es la exposición más importante realizada hasta el momento de las obras del pintor renacentista, y una oportunidad irrepetible para conocer de cerca los misterios de El Bosco. ¿Vas a perderte esta cita?

Las principales obras de El Bosco se reúnen tras cinco siglos

Cinco siglos después de su creación, obras que habían permanecido en diferentes países de Europa y América se dan cita en la mayor muestra reunida sobre El Bosco, tanto por ser la que cuenta con más piezas originales, como por albergar algunas de las obras más representativas de la escasa producción artística de este pintor, tales como El Jardín de las Delicias, La Adoración de los Magos o el Carro de Heno, todas ellas pertenecientes a la colección del Museo del Prado, y a las que se suman préstamos como Las Tentaciones de San Antonio Abad, cuadro llegado desde el Museo Nacional de Arte Antigua de Lisboa; o el incompleto tríptico El Camino de la Vida, cuyas tablas –El vendedor ambulante , La nave de los necios, Alegoría de la Intemperancia y La muerte y el avaro proceden de Rotterdam, París, New Haven y Washington, respectivamente.

Los inconfundibles trípticos de El Bosco son, sin duda, uno de los principales atractivos de la muestra y ocupan, por lo tanto, un lugar central en la exposición, siendo el punto de partida y el final de un recorrido circular a través de la producción artística del pintor. Además, otra de las novedades es que la exposición está concebida para mostrar tanto el anverso como el reverso de los trípticos, pudiendo admirar de este modo la compleja dialéctica de las obras en su conjunto. Se suma a la atracción que despiertan las pinturas de El Bosco el interés histórico de las piezas, de 500 años de antigüedad, y que, en casos como el del tríptico La Adoración de los Magos, conservan las bisagras originales.

El corpus de la exposición, formado por veintiuna de las veinticinco tablas procedentes del fondo de colección del Museo del Prado, así como por más de media decena de dibujos y obras proporcionadas por museos de ciudades europeas y estadounidenses, se articula en siete secciones.  Una primera sección dedicada a la ciudad en la que el pintor nació y vivió, Hertogenbosch, a fin de poner a los visitantes en el contexto histórico de la época; y seis secciones temáticas en las que se distribuye su producción artística: Infancia y vida pública de Cristo; Los Santos; Del Paraíso al Infierno; El Jardín de las Delicias; El Mundo y el Hombre: Pecados Capitales y obras profanas; y la Pasión de Cristo.

También podrán contemplarse en la exposición, además de las obras originales del Bosco, otras piezas realizas en su taller por sus seguidores y discípulos a partir de originales perdidos. Se mostrarán, asimismo,  otro tipo de documentos gráficos, como grabados, miniaturas y manuscritos que pueden ayudar a comprender el entorno en el que las obras de El Bosco vieron la luz, a fin de socavar, en parte, el misterio que envuelve a este artista y sus pinturas.

Otra de las novedades de la muestra, es que los visitantes podrán contemplar parte de los resultados obtenidos de las radiografías realizadas a El Jardín de las Delicias, que permiten reproducir, paso a paso, el proceso seguido por El Bosco para la creación de la obra.  También destaca el amplio programa de actividades organizado en torno a la exposición, en el que aguardan propuestas interactivas como el espacio audiovisual Jardín Infinito, diseñado ad hoc por el cineasta Andrés Suárez y el artista Álvaro Perdices, así como ciclos de cine, conferencias o talleres. En la página oficial de la exposición podrás encontrar todas las actividades programadas.

La exposición permanecerá abierta hasta el 11 de septiembre de 2016

La exposición ha sido inaugurada el pasado 30 de mayo por los Reyes de España, Don Felipe y Doña Letizia, a quienes acompañó la princesa Beatriz de Holanda, en un acto al que asistieron más de seiscientas personas entre representantes políticos y diplomáticos de diferentes países, así como otros invitados relacionados con el ámbito del arte y de la cultura.

La muestra conmemorativa abre sus puertas al público entre el 31 de mayo y el 11 de septiembre de 2016, en un horario especial debido a la previsión de una gran afluencia de visitas. Puedes consultar todos los detalles y comprar tus entradas en este enlace.

No te pierdas esta oportunidad única de poder contemplar en vivo y en el mismo espacio algunas de las obras más interesantes de la pintura renacentista, y acércate a los misterios y contracciones que caracterizan a El Bosco a través de sus enigmáticos y perturbadores cuadros.

Eva VilarC.