El arte equino: Caballos en el punto de mira

Arranz , Badalona , Dalí , Dupuis , Herring , Puente

El arte equino lleva representando al caballo desde que el hombre habitaba las cavernas. El retrato ecuestre, así como la representación de caballos en batallas militares, cacerías o en el deporte, ha suscitado la imaginación de los artistas que incluso los dotaron de alas y cuernos. Aunque no tenemos a ningún Pegaso, ni unicornio, disponible, hoy en subasta real nos fijamos en todas esas representaciones ecuestres a la venta en nuestra galería y las reunimos para disfrute de los amantes de los caballos.

J. E. Herring. "Fox-hunting. The death". Grabado coloreado a mano (1846)

Este grabado firmado en plancha por J. E. Herring y realizado por T. W. Huffam nos recuerda las famosas escenas de caza victorianas que han sido un tema recurrente en los pintores ecuestres como Cecil Aldin o Lionel Edwards. La caza de zorros con perros nació en Inglaterra en el siglo XVI y estuvo en vigor hasta el año 2005, cuando entró en vigor una ley que prohibió esta actividad, aún en práctica en Irlanda, Francia o Estados Unidos. Herring fue cochero en la época victoriana y contratado a menudo como pintor de carteles. Pasaba su tiempo libre pintando retratos de caballos y llegó a ser conocido como el "cochero artista".

Jean Dupuis. "The horse rider". Grabado firmado a lápiz y numerado 118/180

Este grabado firmado a lápiz por Jean Dupuis muestra a un jinete en su caballo. Las carreras de caballos de pura sangre son muy populares en todo el mundo, desde Inglaterra a Estados Unidos y hasta carreras de resistencia con caballos árabes. Las escenas hípicas fueron inmortalizadas por artistas de fama mundial como Édouard Manet, Edgar Degas y Toulouse-Lautrec. Jean Dupuis es un pintor francés que disfruta representando corridas de toros, músicos, caballos y jinetes con líneaa y mucho movimiento.

Salvador Dalí. "Hippofemme". Grabado firmado a lápiz y numerado E.A.

Este grabado firmado a lápiz por Salvador Dalí, pertenece a la suite “Femmes et chevaux” impresa por Rigal en Fontenay-aux-Roses en 1973 que consta de 4 grabados: La Parade, Hippofemme, Le Triomphe y L'Adoration. La serie de animales surrealistas de Dalí incluye elefantes de patas largas y sobretodo caballos, su animal fetiche. Dalí adoraba a las mujeres fuertes y a los caballos que representaba como símbolo de fuerza y de poder. La mitología y las leyendas se mezclan en "Hippofemme" que es una mujer caballo.

Eduardo Arranz Bravo. Sin título. Litografía firmada a lápiz y numerada 22/125

Esta litografía firmada a lápiz por Eduardo Arranz Bravo muestra la representación del caballo en el Arte Contemporáneo del siglo XX, cuando tuvieron su punto culminante las representaciones equinas. ¿Quién no recuerda el caballo en El Guernica de Picasso? Eduardo Arranz Bravo se inicia en París en 1958 con obras de carácter abstracto, en 1967 cambia el estilo por la Nueva figuración, aunque no se siente cómodo con el término. Entre 1970 y 1980 trabaja intensamente con Rafael Bartolozzi, para interesarse por la escultura en la década de los 80, especialidad que compagina con la pintura.

Carlos Puente. "Tauromaquia". Óleo sobre tela. Firmado

Este óleo sobre tela firmado por Carlos Puente muestra el más puro “arte de lidiar toros”. El lanceo de toros a caballo nació en la Edad Media y dicen que el primero en practicarlo en España fue el Cid Campeador. La realeza ha estado vinculada desde antiguo a la Tauromaquia, Carlos I de España lanceó un toro en honor a su hijo, los nobles se subían a los caballos para tener el privilegio de matar al toro ellos mismos.

Vicenç Badalona Ballestar. "Salto ecuestre". Tinta china sobre papel. Firmada

Esta tinta china sobre papel firmada por Vicenç Badalona Ballestar muestra un salto ecuestre. La hípica nacería en la antigua Grecia con la biga, carro tirado por dos caballos y que en la antigua Roma se popularizaría con el uso de cuadrigas como símbolo de victoria. La equitación contempla desde la doma del animal hasta los saltos de obstáculos. De Vicenç Badalona Ballestar son muy conocidas las imágenes para la serie de novelas de John Sinclair; un inspector jefe de Scotland Yard que lucha contra todo tipo de criaturas no muertas y demoníacas.

Salvador Dalí. "Le Tricorne, Plancha V". Litografía sobre papel. Firmada y numerada LVII/MCC

Esta litografía sobre papel Japón Hosho cortada a mano está firmada a la punta seca por Salvador Dalí y numerada a lápiz. Entre 1958 y 1959 Dalí ilustró la edición francesa de la novela escrita por Pedro Antonio de Alarcón "El sombrero de tres picos" (Le Tricorne) en 1874. La obra en forma de ballet sería estrenada en París en 1919 con música de Manuel de Falla y escenografía de Pablo Picasso. La serie de "Le Tricorne" de Dalí está formada por 20 ilustraciones que cuentan la historia de una molinera que se verá envuelta en líos amorosos ¿te imaginas quién es el asno?