Lotes excepcionales de Subasta Real

Beá , Casaus , Clapera , Coignard , Dalí , Fita , Lloveras , Peragón , Sarquella

En la página web de Subasta Real encontraréis una selección de lotes excepcionales que cada semana son renovados con nuevas propuestas. Hoy os traemos una selección variada de lo que allí podéis encontrar.

Manuel Beá. Sin título. Técnica mixta sobre lienzo. Firmado (1966)

Manuel Beá estudió en Zúrich la técnica del grabado y durante años su carrera artística evolucionó con las obras realizadas en collage, grabado y litografías. Vinculado en sus inicios con el surrealismo, en su obra hay dispersión de motivos alegóricos, figuración y restos del informalismo de los primeros años. La obra de Manuel Beá se encuentra como él denomina en la “figuración abstracta”.

Sergi Peragón. Sin título. Grabado al buril sobre plancha de cobre. Firmado (1996)

Sergi Peragón estudió joyería hasta que sintió la llamada del arte hecho a base de madera, buril y pinceles. Su obra se encuentra entre el expresionismo romántico y la imaginación desbordante de Sergi Peragón que la hacen única. Entre planchas de cobre, oro, plata y libros de poesía es fácil entrar en el mundo mágico de personajes del artista.

Domènec Fita. "Papers". Técnica mixta sobre tela (1989)

Domènec Fita clasificaba su obra en 17 apartados: arte abstracto, arte integrado, arte religioso, autorretrato, blogs, cerámica, dibujo, escritos, escultura, fauna, Girona, medio y arte, desnudo, pedagogía, pintura, rostro y vitrales. Pero con el que más se identificaba era con el arte integrado, porque ello significaba hacer una obra para un lugar y una finalidad determinada.

Salvador Dalí. "Los siete días de la creación". Colección de 7 lingotes de plata fina

De "Los siete días de la creación" de Salvador Dalí se han realizado 5.000 ejemplares numerados y contrastados ante notario. Al joyero Soler Cabot se le ocurrió plasmar los 7 Días de la Creación en una colección de 7 piezas. Día primero: "Haya luz" y hubo luz. Día segundo: "Haya firmamento en medio de las aguas, que separe una de otras". Día tercero: "Haga brotar la tierra hierba verde, con semilla y árboles frutales". Día cuarto: "Haya en el firmamento de los cielos lumbreras para separar el día de la noche". Día quinto: "Hayan animales en las aguas y vuelen sobre la tierra aves". Día sexto: "Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza". Día séptimo: en él descansó Dios de cuanto había creado y hecho.

Frederic Lloveras. "Puerto de Chelsea". Óleo sobre lienzo. Firmado

Frederic Lloveras está considerado uno de los mejores artistas de la acuarela catalana de posguerra, aunque sus inicios están acompañados por la pintura al óleo y sobre todo por los paisajes urbanos donde destaca la luz, las texturas y hasta los mínimos detalles. Sus pinceladas postimpresionistas dan forma a las calles, personas y edificios de medio mundo.

James Coignard. "Diffraction". Grabado y collage. Firmado 26/95 (1989)

La obra de James Coignard está repleta de líneas, letras y números que plasma en óleos sobre lienzos y huecograbados en el carborundum hasta crear obras representativas del arte moderno. En 1948, James Coignard descubre la Costa Azul y la cerámica que abandona por París y la pintura diez años después. En 1968 descubre los grabados de carborundum y su legado pictórico es especialmente famoso por su uso de colores primarios vibrantes y por su versatilidad.

Josep Sarquella. "Playa de Palamós" (1993)

Josep Sarquella es un artista catalán especializado en marinas de la Costa Brava. Su obra impresionista refleja más allá de la luz del Mediterráneo, se mece en el viento que hinchan las velas, descansa en los brazos de pescadores y marineros. Su “catálogo” de embarcaciones destaca por sus minuciosos detalles de las diferentes tipologías de barcos.

Joan Clapera i Mayà. "Nu". Óleo sobre lienzo. Firmado (1974)

La obra de Joan Clapera i Mayà se encuentra vinculada al expresionismo, aunque probó la etapa cubista, la fase fauvista y la surrealista. Fue uno de los paisajistas de la Escuela de Olot y admirador del trabajo en el campo. Espantapájaros, pajares, campesinos y los paisajes de la Garrotxa siempre estuvieron presentes en su obra, en homenaje a los símbolos del campesinado para que no se olvidaran.

Jesús Casaus Mecho. "Puerto de Barcelona". Óleo sobre lienzo. Firmado

La obra inicial de Jesús Casaus Mecho está llena de bodegones y escenas cotidianas de Barcelona. Su traslado a París se identifica con su periodo fauvista. Después vino el impresionismo donde pintó marinas, los grandes puertos de Europa, escenas taurinas, así como paisajes urbanos de colorido intenso y vivísimo estilo figurativo. Su paso por la abstracción lo acercó a los desnudos y retratos a partir de los años setenta.

Os invitamos a descubrir los lotes excepcionales de otros artistas presentes en nuestra galería