Los paisajes son para el verano

Andreu , Barbarà , Campos , Casademont , Estruga , García , Picasso , Pla

Santiago Estruga Aliaga. "Paisaje". Acuarela. Firmada

Es hora de buscar un lugar donde disfrutar de nuestras vacaciones de verano y nuestros días de descanso. Paisajes mediterráneos, de bosques o montañas nos esperan para llenarnos de energía, aunque hay quien prefiere disfrutar de la ciudad aprovechando que miles de habitantes se alejan en busca de otros horizontes.

Santiago Estruga Aliaga. "Paisaje Mallorquín". Óleo sobre tablex. Firmado

Santiago Estruga Aliaga (Mequinenza, Zaragoza 1910 - Barcelona 2003) fue uno de esos pintores que llegó a Catalunya y se enamoró perdidamente de los rincones de la ciudad de Barcelona y de los paisajes mediterráneos que encuadraba de forma armoniosa, tanto en dibujo como en el juego de color. Su pasión por la pintura se compaginaba con trabajos de rotulista y pintor decorador. Su primera exposición individual llegaría en 1947 cuando contaba con 37 años de edad y 13 años más tarde montaba su propio taller.

Joan Barbarà. "Paisaje". Dibujo a pluma. Firmado a mano

La primera exposición individual de Joan Barbarà (Barcelona 1927 - 2013) llegaría en 1957, el mismo año que ganaría una beca del Instituto Maillol para ir a estudiar a París. Allí conoció a Joan Miró para el que realizaría una serie de grabados, así como para Matisse y Pablo Picasso, a su regreso a España trabajaría con Antoni Tàpies. Amante de la arquitectura y de los paisajes, tanto de tierra como del mar, fue uno de los grandes maestros catalanes del grabado.

Antonio García Bartolomé. "Paisaje I". Óleo sobre tabla. Firmado (1980)

Antonio García Bartolomé es más conocido por su faceta de historietista para el sello Bruguera que por su perfil de pintor. Su pasión por la historia y la aventura le sumergieron en las historias fantásticas de los libros de Julio Verne y las de capa y espada por igual.

Emilio Campos Ugarte. "Paisaje". Óleo sobre lienzo. Firmado (1977)

Emilio Campos Ugarte (Bilbao 1950) es pintor de caballete de paisajes y naturalezas muertas. Miembro de la Escuela Vasca, hay quien asegura que ve tintes de Cézanne en su obra. Su primera exposición individual llegaría en 1976 y desde entonces no ha dejado de cosechar grandes premios.

Pablo Picasso. "Paisaje mediterráneo". Litografía perteneciente a la colección Domaine Picasso 138/500

Esta litografía de Picasso se basa en un óleo original de 1963 que alcanzó el 2014 los 2 millones de dólares convirtiéndose en el cuadro más caro de Picasso subastado en Suecia hasta la fecha. El lienzo que mostraba un paisaje del sur de Francia formaba parte de la colección privada de la familia Lindh vinculada al mundo de la política sueca.

Jaume Pla i Pallejà. "Paisaje". Grabado sobre papel (1985)

Jaume Pla i Pallejà (Rubí 1914 - Barcelona 1995) fue uno de los mejores grabadores de Catalunya de su tiempo, también colaboró con Pablo Picasso después de acabada la Guerra Civil española. Su pasión por los paisajes catalanes era igual de mágica que con los de Francia, España e Italia, panorámicas que compaginaba con su vena literaría. Las matrices de los grabados realizados por Jaume Pla i Pallejà forman parte del fondo de la Biblioteca de Cataluña desde 2003.

Jordi Andreu Fresquet. "Paisaje". Óleo sobre lienzo. Firmado

La obra de Jordi Andreu Fresquet (Badalona 1940) se encuentra entre la figuración contemporánea desde hace más de treinta años. Su obra se caracteriza por el movimiento, el dinamismo, la palpitación e incluso la disolución con una mirada especial, tan misteriosa como inquietante para los paisajes que dota de personajes atormentados y oprimidos al que algunos han bautizado como el Francis Bacon catalán.

Francesc Casademont. Sin título. Litografía firmada y numerada P.A.

Francesc Casademont (Barcelona 1923 – 2007) era un apasionado de los paisajes de la Costa Brava y de Ibiza que realizaba en colores suaves y perfiles difuminados. Su pasión paisajística se compaginaba con su buen hacer como grabador que lo llevaron a ganar varios premios internacionales con esta técnica. Juan Gris y Velázquez fueron dos de los artistas que más admiraba y por los que se dejó inspirar. Sus obras evolucionaron con el tiempo llegando a alcanzar una atmósfera espiritual en sus últimas obras.